Seleccionar página

Soy Paz

Profesora de yoga e hipopresivos.

También soy un ser humano que aprendo cada día, que me equivoco, me caigo, me levanto, que me admiro de lo que puedo llegar a conseguir y sobre todo, que me trato con mucho amor y mucho cariño.

¿Venderías una aspiradora que no cumpliera su función? ¿O un libro al que le faltarán más de la mitad de las hojas? ¿O un melón vacío?

Yo lo tengo claro.

No puedo vender algo que no funcione, que no cumpla unas expectativas y que te haga sentir vacía por dentro.

Después de estos años dedicándome a la enseñanza del yoga sé diferenciar cuando te están vendiendo yoga verdadero y yoga de postureo.

Y es que el yoga no son solo posturas y lucirme delante de una cámara para que veas lo bien que lo hago.

No, yoga no es eso.

Yoga es sentirte bien contigo misma, es pensamiento positivo, es amor y cariño hacia ti misma, es concentración, es estar en el momento presente. Todo eso y mucho más es yoga.

En mis clases lo último que busco es llamar la atención. Estoy para ti, para que tu práctica sea buena, maravillosa, para que te lleves una sensación increíble.

Porque yo creo en el yoga.

Te voy a ayudar. En mis clases desaparezco y la protagonista eres tú.

“Últimamente me dicen que el yoga es muy bueno para relajarte y desconectar”. Hace tiempo recibí este mensaje y me pareció muy curioso. Esta fue la conversación que mantuvimos:

– ¿Sabes algo de yoga?

– Poca cosa, pero creo que me irá bien.

– Sin saber nada de yoga, ¿cómo piensas que te ayudará?

– Creo que dejaría de tener la cabeza siempre pensando en lo mismo. No controlar mis pensamientos me hace pasar unos días muy malos.

Después de varios años impartiendo clases de yoga esta situación me suena bastante. ⠀ Y siempre ofrezco lo mismo: una prueba gratis y sin compromiso.

Si no lo pruebas no sabes si eso es para ti. ⠀ Es como cuando te dan a probar un plato o una bebida nueva: no sabes si lo vas a aborrecer por siempre o a partir de ahora será tu comida o bebida favorita.

Mi experiencia fue así: asistí a una clase gratuita y supe que eso era para mí, incluso para querer dedicarme a ello y expandir el yoga lo máximo posible.

P.D.1: este es un caso real de una de mis alumnas más aplicadas. No se pierde una clase, ha conseguido estar tranquila en su trabajo y ha sacado más tiempo para estar con su gente. Además, ha aliviado gran parte de sus dolores de espalda debido a la escoliosis y ha disminuido su agitación mental.

P.D.2: prueba una clase, no tienes nada que perder! 

“Estoy tan agradecido a lo que el yoga ha hecho con mi vida, que siempre busco compartirlo”. B.K.S. Iyengar

Me siento tan identificada con esta frase…

Siempre digo que el yoga me encontró a mí y no al revés. Todo fue fluyendo para que finalmente me dedicará a expandir el yoga a todas las personas posibles.

¿Por qué?  Pues porque el yoga me ayudó en momentos muy duros, momentos en los que no veía ninguna salida, ninguna aspiración ni motivación.

Antes de que el yoga entrará en mi vida tuve depresión, diagnosticada x mi psicóloga, aunque yo ahora ni me acuerde de aquella etapa.

Después de trabajar mis emociones (con mi maravillosa psicóloga), hice mi curso de profesores de yoga y seguí mi rutina con mis clases, cómo profesora y como alumna.

En cualquier momento en los que me siento con la energía más bajita, el yoga siempre esta ahí.

Este es el porqué de mi profesión. Lo pasé muy mal pero ahora estoy feliz. Feliz porque el yoga me encontro.

¿Alguna vez te has sentido así? Me encantaría que el yoga entrara en tu vida y que experimentes esas sensaciones de plenitud y agradecimiento. 

¿Cuál es el propósito de mi marca?

Hace tiempo no lo tenía claro la verdad…

Me iba a por los cerros de Úbeda (por las ramas vaya).

Invertir en grandes profesionales me ayudó a poner foco en mi propósito.

He puesto aquí todo mi corazón y todo mi amor, y por fin puedo decir que estoy orgullosa de lo que aquí te expongo: mi manifiesto.

Te muestro mi esencia y mis valores. Desde lo más profundo de mi ser deseo que te sirvan de inspiración.

Namaste.

¿Quieres suavizar tus tensiones mentales y físicas?

Es fácil. Ponte en contacto conmigo y descubre lo que estas clases pueden hacer por ti. Mejoras tu postura, eliminas dolores de espalda, aquietas los pensamientos, encuentras equilibrio emocional, mental y físico…y mucho más.