RESPIRA! CORRE! VIVE!

Lo primero que hacemos en esta vida al llegar a ella es inhalar; lo último que haremos será exhalar. Nuestra respiración es mecánica, como si “algo” respirase por nosotros, pero, buenas noticias, podemos aprender a regularla! Cuando controlamos la respiración podemos controlar la mente. No siempre respiramos de la misma forma, todo depende de nuestro estado de ánimo. La respiración consciente y bien regulada es un bálsamo para nuestro sistema nervioso; la respiración agitada es como una espina clavada en el mismo.

No sabemos respirar! Respiramos de manera entrecortada, superficial y, muchas veces, por la boca, como si la nariz fuera solo un adorno en el ser humano. Pero podemos aprender a hacer la respiración más consciente y estable, ralentizándola y profundizándola. Hay muchos ejercicios para ello.

En hatha yoga hacemos ejercicios de control respiratorio (pranayama). En estos ejercicios practicamos diferentes maneras de respirar, donde también recurrimos a la retención del aliento (kumbhaka) para obtener un máximo aprovechamiento de la energía. Todo ello nos ayuda a estabilizar, entrenar y desarrollar la mente, además de practicar la atención plena (hoy día más conocido como mindfulness). El sistema nervioso se calma y obtenemos paz interior.

¿Practicas running? ¿Te gusta salir a correr? Una respiración natural, correcta y plena es primordial para los corredores, pues lograrán resistencia, rendimiento, salud, placer y éxitos. Para ello tienen que sincronizar la respiración con el cuerpo y la mente, y practicar yoga te ayuda a conseguirlo. La biomecánica de la respiración tiene como principal objetivo lograr mayor eficacia en el dominio del cuerpo, atención y concentración, así como un ánimo vigoroso.

De los tres tipos de respiración, la respiración completa es la que unifica los tres anillos del tronco – abdominal, intercostal y clavicular – y todas las estructuras musculares que hay por encima y por debajo del diafragma. Cuando inhalamos, no sólo tomamos oxígeno, inspiramos prana, energía vital. Sin prana no hay vida.

El diafragma es considerado el principal músculo inspiratorio. Se trata de una capa de músculos y tendones de forma abovedada que se extiende de un lado a otro del tronco y separa la cavidad torácica de la cavidad abdominal. El borde esta unido a la base de la caja torácica y a la columna lumbar posteriormente. El diafragma tiene forma de paraguas o de copa invertida. Los pulmones son elásticos y se expanden cuando el diafragma se contrae en la inhalación. Como si fueran un globo, los pulmones se vacían pasivamente durante la exhalación, mientras que el diafragma se relaja. Entre los músculos inspiratorios encontramos, además del diafragma, los intercostales externos, así como los serratos, escalenos, pectorales, subclavios y espinales. En los músculos espiratorios encontramos los intercostales internos y músculos de la pared abdominal como el transverso del abdomen, los oblicuos y el recto mayor del abdomen

.

Te invito a probar estas tres sencillas practicas en casa:
1. Siéntate cómodamente en el suelo con piernas cruzadas o en una silla sin cruzar los pies, el tronco y la cabeza erguida, y las manos relajadas tranquilamente sobre tus piernas. Cierra los ojos y observa el aire entrando y saliendo por tus orificios nasales. Respira con naturalidad concentrándote en la sensación que el aire genera al entrar y salir en algún lado de la nariz o en la parte alta del labio superior.
2. Observa tu respiración. Retira de la mente ideas y pensamientos y conecta con la respiración. Sólo observa serenamente el flujo de la respiración.
3. Repite el ejercicio anterior, pero esta vez pon mayor atención en ese momento fugaz en el que la inhalación confluye y se funde con la exhalación y la exhalación lo hace con la inhalación.

Se puede practicar el ejercicio de 10 a 15 minutos. Cada vez que la mente escape y nos demos cuenta de ello, la devolveremos al ejercicio con paciencia y firmeza.

Me encantará saber si practicas algún ejercicio de respiración! Si quieres compartir puedes dejar algún comentario de tu experiencia!

Inhala el futuro…
Exhala el pasado…
Y siempre respira el AHORA

Namaste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.